La unidad en el Consejo de Rectores

Christian Schmitz

Rector U. Católica de la Santísima Concepción

La unidad en el Consejo de Rectores


El proyecto de ley de reforma a la educación superior ha sido una iniciativa que no solo se ha extendido latamente a nivel legislativo.

También ha sido objeto de un extenso e intenso debate ciudadano y, obviamente, ha estado presente al interior del Consejo de Rectores de Universidades Chilenas (CRUCh), organismo que a inicios de año llegó a experimentar momentos de tensión. Sin embargo, reconociendo nuestras naturales diferencias, perspectivas y realidades, hay un ejercicio que hemos procurado fortalecer, y que fue especialmente relevante en la última reunión mensual del CRUCh, efectuada en la Universidad Católica de la Santísima Concepción: el diálogo.

Ya decía Karl Popper que una discusión racional no podía ser posible si no era sobre la base de un marco común, y es claro que son muchos los elementos comunes que unen a las universidades del CRUCh, partiendo por la historia y tradición. Todos queremos que nuestras instituciones contribuyan activamente a que esta reforma beneficie de manera real y sostenible a los jóvenes de hoy y a las generaciones futuras, pues en ellos, y de la mano de las instituciones educativas, se forjan caminos de desarrollo e innovación para el país. El nacimiento de varias de nuestras casas de estudios, entre ellas la UCSC, responde a una vocación pública y al reconocimiento de la educación como un vehículo de movilidad social, que acompañado del quehacer universitario en docencia, investigación y vinculación, pueden contribuir al desarrollo del país.

Todas las universidades miembros del CRUCh se encuentran acreditadas, asegurando modelos educativos de calidad para los estudiantes, y permitiendo que muchas de ellas sean elegibles de gratuidad, para que los jóvenes accedan a la formación profesional y de su vocación sin discriminaciones de tipo económico y social.

Es por ello que los rectores en conjunto promovemos el encuentro y el diálogo, con el fin de hacer ver a los legisladores los elementos que pueden contribuir a que este proyecto de ley responda a la realidad de la educación universitaria del país, y se reconozca el rol esencial de las instituciones que conforman este Consejo -con sus variados proyectos educativos y ubicadas en todas regiones del país, contribuyendo al pluralismo y la pertinencia social-.

En este marco, vemos con optimismo que el Ministerio de Educación haya recientemente designado a la jefa de la División de Educación Superior, Alejandra Contreras, para trabajar con el CRUCh en torno a este proyecto de reforma de la educación superior.

Esperamos que, en adelante, podamos avanzar de manera positiva para que esta importante iniciativa legal se concrete con una visión seria de Estado y de país.

Cerrrar