Por la misión que nos dio origen

Ma. Teresa Marshall

Rectora U. de Aysén

Por la misión que nos dio origen


Las universidades se fundan por anhelos de sus habitantes y en determinados contextos sociales y políticos. Así ha sido en todo el mundo.

Sin ir muy lejos en el tiempo, en el siglo XIX se crearon en Francia las Escuelas de Ingenieros como una tarea del Estado para formar los cuadros técnicos que se requerían para asegurar sus misiones imperiales, tanto cívicas como militares, para construcciones de caminos, puentes y explotaciones mineras. En los mismos años se creó la Universidad de Humbold en Berlín, con un propósito distinto, como lo es el unir la ciencia y la formación para entregar a los estudiantes una sólida formación científica y humanista. Dos tendencias que han marcado el devenir de los sistemas de Educación Superior alrededor del mundo.
Y si nos trasladamos a la Patagonia, observamos que por muchos años la población demandó la creación de una universidad estatal y regional. Su fundación, en el año 2015, obedeció a ese anhelo, pero a la vez se desplegó en un escenario de políticas de descentralización, equidad y en el marco de un debate y proyectos de reforma al sistema de Educación Superior.
Así cada institución debe ir respondiendo a la misión que le ha dado origen.

Paso a paso, nuestra Universidad de Aysén se va desarrollando teniendo presente el generar más oportunidades para todos, además de ir concretando la producción de conocimiento y desarrollo en la región, y el ser una universidad que responda a los desafíos de la sociedad del siglo XXI.
A dos años de nuestra fundación, podemos asegurar que en cada decisión estos desafíos están presentes.
Esperamos muy pronto se constituya el Consejo Superior, como órgano de decisiones en la marcha de la universidad. A su vez, nos encontramos generando una interesante agenda de investigación y contamos con nuestra histórica primera generación de estudiantes que valoran su universidad estatal, regional y de calidad.
Al mismo tiempo, estamos trabajando para ofrecer programas de formación continua a profesionales de la región y nos encontramos diseñando el futuro campus universitario, donde la comunidad podrá acceder y reconocer ese espacio como propio. Por otra parte, día a día como universidad estamos desarrollando actividades culturales en diversas comunas de la región.
Tanto nuestros estudiantes, sus familias y los habitantes de la región van viviendo la nueva universidad regional y estatal de Aysén. Nuestra comunidad universitaria se plantea como una institución cercana a la gente y comprometida con la región, que trabaja con umbrales cada vez más exigentes de calidad e innovación.

Columna publicada en el Diario de Aysén

Cerrrar