Rector UTalca - "La gratuidad va a ser un enorme aporte a las familias maulinas"

Rector UTalca – “La gratuidad va a ser un enorme aporte a las familias maulinas”

La máxima autoridad de la casa de estudios estatal señaló que alrededor de unos 1.000 a 1.100 alumnos nuevos de esa casa de estudios, entrarán a estudiar con gratuidad. “En regiones,  es el porcentaje que más alto se beneficia”; destacó

TALCA.- El rector de la Universidad de Talca, Álvaro Rojas, hizo un balance del tema de la gratuidad ad portas de que se conozcan los resultados con los beneficiarios; entre los jóvenes que postularon a ella. Al mismo tiempo, entregó su visión sobre lo que espera sean los temas centrales de la reforma a la educación superior.

¿Cómo  ve la aplicación de la política de gratuidad en la educación superior en la Universidad de Talca?

“Primero, el modelo de gratuidad hay que entenderlo no restrictivamente desde el punto de vista del número de personas que se van a beneficiar, la gratuidad es un cambio en el sistema de educación superior, es una forma en que nuestra sociedad alivia un tremendo peso a las familias de menores ingresos, el enviar a un hijo a la universidad empobrecía a muchas familias. Esa es la buena noticia: para los jóvenes, para las familias, para el país, y también para las universidades.
Ahora, los cinco primeros deciles se benefician en un porcentaje que a nuestra universidad le es relevante, más o menos un 54, a un 55% de nuestros actuales estudiantes va a verse acogido a la gratuidad, y esperamos nosotros que del orden de los 1900 - 1910 alumnos que vamos a matricular éstos días, alrededor de un 55 - 56% de ellos, corresponda a estos primeros 5 deciles.

Hay bastantes estudiantes del sexto decil que no tienen gratuidad y que van a ser apoyados naturalmente con becas institucionales y otros instrumentos de crédito, lo que va a totalizar del orden de un 70% más o menos; esa es la totalidad de la población que tiene la universidad de los 6 primeros deciles. Pero dentro de los primeros cinco deciles estimamos que alrededor de unos mil - mil 100 estudiantes van a ser acogidos en la gratuidad. En regiones es el porcentaje más alto que se beneficia, lo que nos alegra mucho. Creo que la gratuidad va a ser enorme beneficio a las familias regionales, que tienen niveles de ingreso promedio mucho más bajos que el resto de las ciudades más importantes como Santiago, Concepción y Valparaíso; especialmente la región del Maule, que es la que tiene ingreso per cápita más bajo del país”.

¿Cuál es la idea de fondo, cuando las universidades estatales como la Universidad de Talca plantean que era indispensable partir con la gratuidad en las casas de estudio de este carácter?

“Yo soy de la idea de que no todas las universidades deben ser gratuitas. Debe haber instituciones gratuitas, debe haber instituciones con becas de gratuidad, y deben haber instituciones que sean privadas por definición propia. Así creció Chile.
La modificación legal que se conoce hasta ahora tiende a ser un poco compulsiva, o se es gratuito, o no se es gratuito, un tema que yo creo que la Ley de Educación superior va a revisar el 2016, en el Parlamento. O sea, la nueva ley no repone el orden original de nuestro país que ha hecho del sistema educativo un ejemplo dentro de los países de América Latina. Cuando hago referencia a que las universidades del Estado o del Cruch deben ser primero, hago referencia a eso, de que el Estado está cierto de que esas instituciones no han perseguido el lucro, y si lo persiguieron en algún momento algunas de ellas; fue erróneamente, o sea, por mala gestión, pero responden al modelo republicano de universidad que es un poco el modelo que uno puede reconocer como referente”.

¿Cómo espera que se de la discusión que viene de la reforma a la educación superior?

“Entre marzo y abril sospecho que va a estar el proyecto, dos meses para hacer una buena discusión prelegislativa para enriquecer ese proyecto. Exponerlo a quienes son actores del proceso de la educación superior como son las autoridades de las universidades, algunas de ellas con mucha experiencia, le hace bien al proyecto. Yo espero que el Congreso le de una rica discusión. Es una política de Estado que tiene que durar al menos dos o tres décadas por la dinámica del conocimiento y el desarrollo científico del mundo”.

¿Cómo ve el tema que se ha abierto dentro del Cruch a partir de la inquietud que expresaron rectores del G9 cuando fueron asimilados en los documentos oficiales a las Universidades Privadas?

“Entre las universidades lo peor que pudiera pasar es que hubiese unidad de criterios. Han surgido críticas. Y han tenido muy buena prensa, aquellos pensamientos de algunos rectores que apuntan a dispararle a ciertos objetivos de la reforma, pero que muy poco dicen de lo importante que es la reforma, de lo importante que es la gratuidad para las familias chilenas, quizás porque siempre vivieron en grupos de elite, donde siempre tuvieron acceso a las universidades. Entonces cuando uno ve esos tiroteos de que ‘no me incluyó a mí, que el grupo, que no sé qué cosa, que yo estoy afuera`, me parece que no son capaces de darle la relevancia a estos cambios en la sociedad”.

Definiciones
Idea reflotada por el Diputado Giorgio Jackson de aplicar impuestos a aquellos que más adelante terminen sus estudios habiendo sido beneficiados con la gratuidad:
“En general un profesional paga más impuestos que los que paga una persona que no es profesional, o sea, implícitamente lo va a estar pagando el día de mañana. Entonces sobrecargar con impuestos especiales a profesionales que producto de la condición social de su familia hoy día no pueden acceder a la educación, me parece que no tiene mucho asidero”.

Responsabilidad de los estudiantes beneficiados por la gratuidad
“Los jóvenes tienen una mayor responsabilidad ahora. No los está financiando su familia, los está financiando el Estado de Chile, y ellos están doblemente obligados a entregar lo mejor de sus capacidades para finalizar sus estudios ojalá en los tiempos adecuados”.

Incentivo que se podría generar de irse a estudiar a Santiago:
“Ojalá la gratuidad no sea un incentivo para la movilidad de los estudiantes al centro. Es posible que algunos estudiantes digan ‘ahora que es gratis puedo viajar a Santiago’. Dentro de lo que quisiéramos proponer a mediano plazo, es que la gratuidad tenga un impacto general positivo, y no negativo”.

 

Fuente: Diario El Centro. Ver AQUÍ.

Cerrrar