UMAG - Investigadora participó en estudio que revela el porqué de la rápida extinción de la antigua megafauna patagónica

UMAG – Investigadora participó en estudio que revela el porqué de la rápida extinción de la antigua megafauna patagónica

El artículo científico publicado recientemente en la revista especializada Science Advances, da a conocer los resultados de peso a los que llegaron expertos internacionales sobre la muerte repentina de estas especies gigantes de la Edad de Hielo, que poblaron la Patagonia, hace más de 12 mil años atrás.

-Las muestras de restos óseos utilizadas en este estudio proceden de excavaciones arqueológicas y paleontológicas realizadas por diferentes arqueólogos vinculados al CEHA y fueron obtenidas a lo largo de décadas, en distintas áreas de Magallanes, tales como Pali-Aike, Ultima Esperanza y Tierra del Fuego.

umagUna investigación del Centro para el ADN Antiguo (ACAD) de Universidad de Adelaida, en Australia, en la cual participó la arqueóloga Fabiana Martin, del Centro de Estudios del Hombre Austral (CEHA) del Instituto de la Patagonia, reveló que las especies gigantes de la Edad de Hielo como el oso de cara cortada y el gato dientes de sable que vagaron por las llanuras de la Patagonia, desaparecieron a causa de la acción conjunta entre el rápido calentamiento global y la presencia de los seres humanos.

Según explicó la Dra. Fabiana Martin, el trabajo titulado Synergistic roles of climate warming and human occupations in Patagonian megafaunal extinctions during the Last Deglaciation”, presenta detallados datos genéticos y radiocarbónicos sobre megafauna patagónica que permitieron identificar un período muy acotado para el fin de estas especies. “Se estableció que esta extinción se verificó al comienzo de un calentamiento climático posterior al Antarctic Cold Reversal (ACR), un período muy frío. El poblamiento humano ocurrió durante dicho período, bastante antes de la muerte de la megafauna, por lo que se sugiere que el proceso de extinción es el resultado de la sinergia de los cambios climáticos-ambientales y las actividades humanas, en lugar de la idea de que los primeros cazadores-recolectores causaron, directamente, su extinción, cazándolos”, argumentó.

Para el director del ACAD y responsable del estudio, Alan Cooper, estas conclusiones dan cuenta de que “la Patagonia ha resultado ser la Piedra Rosetta” para entender ese periodo, que sólo en unos pocos cientos de años, vio el colapso del ecosistema en el que vivían los grandes animales. "Más de mil años de ocupación humana pasaron antes de que ocurriera un evento de calentamiento rápido y cuando sucedió, luego, la megafauna se extinguió en menos de cien”, dijo el experto en un comunicado de prensa enviado por la U. de Adelaida.

El equipo científico, compuesto además por investigadores de la universidad estadounidense de Colorado Boulder y la australiana de Nueva Gales del Sur, estudiaron el ADN antiguo extraído de restos óseos procedentes de excavaciones arqueológicas y paleontológicas realizadas por diferentes especialistas vinculados al CEHA del Instituto de la Patagonia UMAG y que fueron obtenidas a lo largo de décadas, en distintas áreas de Magallanes, tales como Pali Aike, Ultima Esperanza y Tierra del Fuego.

La Dra. Martin agregó que un resultado de estos trabajos genéticos, es la confirmación del status de la pantera patagónica (Panthera onca mesembrina) como subespecie de jaguar. Asimismo, la llama grácil (Lama gracilis) es reconocida como especie presente en el registro de Magallanes. Dijo que se descubrió, también, un nuevo clado de camélido, diferente al guanaco actual. Los guanacos actuales (Lama guanicoe) habrían reemplazado a este clado a comienzos del Holoceno.

El estudio publicado el viernes 17 de junio en la revista Science Advances, se desarrolló en el contexto del proyecto postdoctoral que Jessica Metcalf llevó a cabo en la Universidad de Adelaida, Australia, bajo la dirección de Alan Cooper, uno de los más destacados especialistas mundiales en ADN fósil. Desde el año 2007, los integrantes del CEHA UMAG han trabajado en estrecha cercanía con Cooper y su equipo, colaboraciones que derivaron en varias publicaciones y presentaciones a congresos de manera conjunta.

La Dra. Metcalf actualmente trabaja en la Universidad de Boulder-Colorado (USA) y es colaboradora internacional del Proyecto FONDECYT 1150854 patrocinado por la Universidad de Magallanes y dirigido por Fabiana Martin, con quien ha participado también, en trabajos de campo en Última Esperanza.

Fuente: Comunicaciones UMAG

Cerrrar