UA - La desconocida labor de los custodios de los bienes científicos en el desierto

UA – La desconocida labor de los custodios de los bienes científicos en el desierto

El Desierto de Atacama es un laboratorio científico abierto y en consolidación. De hecho, la Universidad de Antofagasta siempre ha mantenido presencia constante en el sector de la ex salitrera de Yungay, encontrándose hoy allí la Plataforma Solar del Desierto de Atacama, PSDA y el observatorio astronómico Ckoirama.

Estas instalaciones, si bien reciben visitas constantes de los científicos y profesionales que trabajan en ellas, quedaban por varios días sin “habitantes”. Por ese motivo, se hizo necesaria la contratación y capacitación de cuatro técnicos para cuidar el valioso material científico, avaluado en varios cientos de millones de pesos.

Trabajan en turnos de 7 por 7, y su función es vigilar día y noche, hacer las rondas, llevar la bitácora de las visitas y novedades en general, así como verificar que los instrumentos de la PSDA funcionen correctamente, realizándoles la mantención necesaria. Cada cambio de turno reciben agua y víveres, cuentan además con televisión, una señal de telefonía y videos juegos para entretenerse en los ratos libres.

Trabajo

Rolando Adamczyk, de nacionalidad boliviana, cuenta que lo más difícil en un principio fue aclimatarse al ambiente extremo del lugar “la alta radiación solar y el frío son intensos, pero tenemos la satisfacción que cumplimos una función importante para el desarrollo científicos. Además, después de nuestro trabajo habitual, nos queda tiempo para estudiar y capacitarnos”.

Respecto a los problemas enfrentados en el aspecto de la vigilancia, señala que no han tenido con personas, sino que con los zorros del desierto que a veces ingresan a las instalaciones persiguiendo roedores “tenemos órdenes de no interferir en el frágil ecosistema de este lugar, así que dejamos que el ciclo natural se desarrolle”, explica.

Se debe destacar que Rolando es ingeniero en sistemas y que realizó sus estudios en la ciudad de Santa Cruz “hacer este trabajo es muy motivante, pese a lo adverso del clima y la soledad por estar lejos de la familia, pues me permite crecer y aprender para lo que me depare el futuro”, manifiesta.

Los otros técnicos-guardias de la Universidad de Antofagasta que cumplen esta importante y quizás desconocida misión son Alfredo Cerda, Stefan Sasmay e Isaías Saavedra.

Fuente: Comunicaciones UA

Cerrrar