ULS - Proyecto busca optimizar el uso de agua potable en núcleos urbanos de Combarbalá y Canela

ULS – Proyecto busca optimizar el uso de agua potable en núcleos urbanos de Combarbalá y Canela

El Departamento de Arquitectura del plantel estatal lidera este proyecto FIC-R, que tiene como propósito elaborar instrumentos de gestión, diseño y evaluación de soluciones para la optimización del uso y alternativas para la distribución de agua potable en los núcleos urbanos afectados por escasez y emergencia hídrica.

Combarbalá y Canela son las comunas pilotos donde el Departamento de Arquitectura de la Universidad de La Serena está desarrollando una experiencia única enfocada a optimizar el uso de agua potable a nivel de viviendas y equipamientos.

Se trata de un proyecto del Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC-R) del Gobierno Regional, cuyo objetivo es elaborar instrumentos de gestión, diseño y evaluación de soluciones para la optimización del uso y alternativas para la distribución de agua potable en los núcleos urbanos afectados por escasez y emergencia hídrica.

“La idea es explorar y estudiar estas zonas que han sido afectadas históricamente por la falta del agua potable y cómo podemos disminuir la presión sobre la demanda del recurso optimizando su uso. Por lo tanto, nosotros como Universidad y Departamento de Arquitectura queremos contribuir a enfrentar esta problemática desde nuestra perspectiva”, explicó Eric Troncoso, Director del Departamento de Arquitectura y académico de la U. de La Serena, enfatizando que dentro del proyecto “tenemos varias etapas, que tienen siempre en cuenta cuál es el uso del agua desde el punto de vista de los habitantes de los núcleos urbanos de Combarbalá y Canela”.

 Para complementar el estudio se realizó una encuesta a la población respecto al uso cotidiano del agua potable, considerando los artefactos con que cuentan como: lavadoras, lavaplatos, lavamanos, duchas, etc., información que servirá al equipo investigador para obtener un registro de cómo es el comportamiento del consumo en estos núcleos urbanos y la forma de optimizar su uso.

 “El paso inicial es obtener información que sirva en el corto plazo para obtener posibles acciones remediales, pero también indudablemente concientizar a sus habitantes en el cuidado y uso sustentable de este vital líquido”, destacó el académico.

Troncoso expresó además que la problemática del déficit hídrico se debe enfrentar desde diferentes perspectivas y escalas, así como las potenciales medidas que permitan enfrentar el complejo escenario. En este sentido, a nivel urbano, la problemática también es urgente de abordar, ya que son los núcleos urbanos los que concentran la mayor población, son los prestadores de servicios y son fundamentales para el desarrollo y administración del conjunto del territorio.

“En nuestra perspectiva creemos que, a través de este tipo de iniciativas, podemos hacer un aporte como Departamento de Arquitectura a través de propuestas sustentables que incorporen el uso eficiente del agua, así como incorporar la experiencia lograda a la formación de nuestros estudiantes”, indicó Eric Troncoso. 

“La interrogante surge entre colegas del Departamento de Arquitectura, pensando en que los hábitos del consumo pueden ser encauzados para disminuir las pérdidas de agua y mantener la calidad de vida de las personas”, comentó Alma Ponce, arquitecto y parte del equipo de investigación a cargo de este interesante proyecto vinculante a los ejes y programas de la Estrategia Regional de Innovación del Gobierno Región de Coquimbo.

En relación con la línea del concurso priorizada por el Consejo Regional, explicaron que esta propuesta se vincula a un factor clave para el desarrollo de esta región afectada por un largo periodo de falta de lluvias. Por lo cual, el sentido de la investigación se concreta en fomentar el uso sustentable del recurso hídrico potable e incorpora la concientización con las buenas prácticas de ahorro de agua en sectores urbanos presente en la estrategia de innovación para el “Plan Estratégico”, que busca enfrentar la escasez hídrica con miras al año 2025, asociada a estudios para la gestión y calidad del recurso hídrico de comunas ubicadas en las provincias de Limarí y Choapa.

La duración total del proyecto es de 18 meses y entre los objetivos específicos presentados por los arquitectos ULS, está presente la idea de proponer procedimientos de transferencia tecnológica para el uso eficiente del agua en viviendas y equipamientos estratégicos a entidades locales municipales 

En este sentido, señalaron que sería beneficioso llegar a implementar mejoras en el diseño de zonas húmedas, al interior de la vivienda, utilizando dispositivos de ahorro en los artefactos instalados. También incorporar métodos de acumulación de agua potable, y por otro lado, abordar la reutilización de aguas grises de los lavamanos, lavaplatos y lavadora, bajo un principio del reciclaje del agua, como por ejemplo, para el riego de huertas, plantas o áreas verdes.

Fuente: Comunicaciones ULS

Cerrrar