UCN - Avanza en materia de Inclusión

UCN – Avanza en materia de Inclusión

Institución brinda apoyo a estudiantes en condición de discapacidad, quienes destacan por su esfuerzo y dedicación a sus metas.

Miles de jóvenes transitan a diario por la Casa Central de la Universidad Católica del Norte (UCN). Realizan sus actividades académicas, se reúnen y comparten en sus momentos libres, incluidos entre ellos quienes viven en situación de discapacidad. Algunos de estos últimos casos pueden pasar desapercibidos para la gran mayoría, sin embargo, la institución definió que todos necesitan ser incluidos y respetados, no solo por su condición, sino por ser personas y por el esfuerzo que realizan al insertarse en un medio en el cual buscan desarrollarse.

Esto fue recogido en forma activa por la UCN cuando este 2016 puso en marcha el Proyecto “Incluye UCN”, con el apoyo del Servicio Nacional de la Discapacidad (Senadis), en una iniciativa orientada a generar conciencia en la comunidad sobre la discapacidad y a aportar con acciones de prevención, evaluación y rehabilitación hacia este sector de la población.

Destacan entre las actividades desarrolladas en este ámbito, la atención personalizada y las ferias efectuadas en la Casa Central para formar conciencia y contribuir a ponerse en el lugar de los niños y adultos con discapacidad, los que son una muestra de esfuerzo y dedicación a sus proyectos y aspiraciones de vida.

Estas ferias se constituyeron en instancias para promover la ayuda e integración de los alumnos en situación de discapacidad física, además de establecer las condiciones sociales e igualdad de oportunidades en el quehacer académico y la vida estudiantil en la UCN.

Este trabajo se suma a otras actividades desarrolladas desde hace tiempo en materia de inclusión bajo el concepto de brindar oportunidades a todos, las que comprenden a los estudiantes de los programas DeLTA UCN, Propedéutico, Enlace Escolar y PACE, entre otros; así como también emprendimientos y creaciones de estudiantes de distintas carreras, quienes buscan aportar a la inclusión con ideas como las cocinas solares, aplicaciones móviles para ciegos y disminuidos visuales, y viviendas sostenibles, entre muchas otras.

 

UCN

 

INCLUYE UCN

Alice Fuster, psicóloga de la Dirección General Estudiantil (DGE), explicó que la UCN desde hace tiempo viene trabajando en el tema, y este año partió con el proyecto “Incluye UCN” que cuenta con un equipo de profesionales a cargo de su ejecución: kinesiólogos, fonoaudióloga y psicóloga, quienes realizan evaluaciones, rehabilitación y prevención.

A la fecha, son 15 los jóvenes que presentan discapacidades motoras, sensoriales y sociales en la universidad, los que son atendidos por el programa de la DGE, de los cuales la mayoría ingresó este año a la educación superior. Todos fueron evaluados, con el objetivo de ayudarlos para que accedan a las mismas oportunidades que los demás alumnos del plantel.

En esta etapa 2016, se ha enfatizado en la prevención, concientizando para evitar la discriminación a la discapacidad en la comunidad. Al respecto, la profesional explicó que “se dice que la discapacidad no está en la persona, sino en la sociedad que no puede comprender o no empatiza, no cede el asiento, no pone de su parte. Nuestra idea de prevención es que esto no exista, por esta razón se han realizado ferias y la actividad ‘Ponte en mi Lugar’, invitando a los asistentes a pasar por las distintas áreas del Campus, donde se dieron cuenta qué significa tener una discapacidad y comprender acerca de la ayuda que pueden entregar”.

Alice Fuster agregó que en Chile existe un problema cultural en torno a la inclusión, donde se tiende a confundir la lástima con el respeto, lo cual es un error que impide avanzar en el tema. Para ella, la iniciativa desarrollada en la UCN no ha sido fácil, porque se encuentran con un problema cultural donde el tema es tabú, en el sentido que se ve en forma negativa preguntar a una persona qué discapacidad tiene. Este es uno de los grandes temas detectados.

Sin embargo, han logrado avances y el proyecto se ha dado a conocer, despertando el interés por la inclusión. Hasta el momento hay 15 estudiantes con los cuales se trabaja, pero se estima que existen más que aún no han manifestado su condición.

También hay contacto con otras instituciones de educación superior, con el propósito de avanzar juntos en la temática.

Respecto al comportamiento de los estudiantes en general ante el tema, señaló que son más cooperadores hacia quienes tienen discapacidades motoras, al ser más conocidas producto de la Teletón, pero es más difícil ponerse en el lugar de personas con Asperger, por ejemplo, por cuanto su conducta es diferente.

 

UCN

 

ASPERGER

Dos jóvenes talentosos de la UCN son una muestra de esfuerzo y dedicación para lograr sus objetivos personales, demostrando con ello que su condición Asperger no constituye un freno para seguir sus caminos y llegar a convertirse en profesionales dispuestos a aportar a la sociedad.

Ambos ingresaron a primer año de sus carreras en la Casa Central de la universidad, eligiendo especialidades como cualquier otro joven que sueña con estudiar en la educación superior.

Ella es Javiera Abasolo, de 19 años, quien, consciente de su condición, es crítica respecto al medio en el que se desenvuelve. Llegó a Antofagasta hace 6 años desde San Antonio, junto a su familia, y le gusta dibujar y escribir.

Estudia Derecho, reconociendo que este primer año ha sido, según sus palabras, “más o menos”, en especial, porque en las pruebas orales se pone nerviosa por la poca distancia que hay con los profesores, o porque a veces no entiende las preguntas dando la impresión que no conoce la materia. Destaca que para ella el ámbito social es complicado.

La joven espera que exista más colaboración y que se intente generar las condiciones para que todos demuestren lo que pueden hacer.

No obstante, destaca el apoyo recibido de la Universidad, en especial del proyecto de inclusión.

MATEMÁTICO

Una carrera muy diferente eligió Iván Dorador. Luego de terminar su enseñanza media en el Instituto Chileno Norteamericano de Antofagasta, hoy estudia en primer año de Licenciatura en Matemáticas.

Recuerda que el primer día de clases le costó orientarse en el Campus, agregando que no logra establecer amistad fácilmente, por lo que tiene solo uno o dos amigos, pese a que se lleva bien con sus compañeros y profesores. No tiene dificultades con la materia, pero le cuesta terminar los ejercicios a tiempo.

Tiene 18 años y ha practicado esgrima, le gustan los videojuegos y los antiguos comics franceses de “Ásterix y Óbelix”.

Resalta la ayuda del programa “Incluye UCN”, en especial el trabajo de la fonoaudióloga, quien le enseñó a pronunciar bien la letra “r”.

Así como con ellos, el proyecto ha logrado desarrollar acciones en beneficio de otros jóvenes con discapacidad que necesitan ayuda de especialistas, con el propósito de insertarlos en el medio y, a la vez, que la inclusión sea parte de todos.

Fuente: Comunicaciones UCN

 

Cerrrar