ULAGOS - Defensor Nacional rindió la primera Cuenta Pública Participativa

ULAGOS – Defensor Nacional rindió la primera Cuenta Pública Participativa

Con una masiva asistencia, una innovadora metodología de trabajo y la interacción de autoridades, estudiantes, profesionales y dirigentes sociales, se realizó la primera Cuenta Pública Participativa de la Defensoría Penal Pública, en regiones, y específicamente en la Universidad de Los Lagos.

En este contexto, el máximo representante de la Defensoría Penal Pública, Andrés Mahnke Malshafsky, estuvo acompañado de la vicerrectora de Administración y Finanzas, Paula Bedecarratz, la Gobernadora Provincial, María Tabita Gutiérrez, el Defensor Regional, Erwin Neumann, la seremi de Justicia y Derechos Humanos, Patricia Rada y autoridades locales, dirigentes sociales, académicos y estudiantes.

El sentido de la actividad, comentó el Defensor Nacional, Andrés Mahnke, “es parte de lo que pretendemos, en acercar la justicia a la comunidad y un apoyo a la descentralización. Muchas veces cuando salimos a regiones, nos quedamos en la capital regional; también nos pareció importante entonces, hacer nuestra cuenta pública en Osorno, con estudiantes y representantes de la provincia, para darles cuenta de lo que es el rol de la Defensoría y qué es lo que hicimos el año 2016”, afirmó.

Paula Bedecarratz, vicerrectora de Administración y Finanzas de la ULagos, explicó que “ha sido muy grato haber recibido al Defensor Nacional en nuestra universidad y que en su cuenta pública, haya incorporado nuestros estudiantes, nuestra comunidad universitaria, a la discusión de un tema tan importante como el rol de la Defensoría Penal Pública a nivel nacional”, sostuvo.

Seremi de Justicia

La Seremi de justicia y Derechos Humanos, Patricia Rada, participó de los grupos de trabajo: “Destacar esta instancia con participación de la comunidad, en particular los estudiantes y el mundo académico, toda vez que la Defensoría ha tenido a bien centrarse en estadísticas muy importantes, que permiten de una buena manera, diagnosticar, cómo, muchas veces, se aplican prejuicios y estereotipos cuando en realidad no lo son. Por ejemplo la cantidad de personas privadas de libertad, imputadas, pero que en realidad no fueron condenadas, siendo una cifra mayor a dos mil 800 personas”, precisó.

Fuente: Comunicaciones ULAGOS

Cerrrar