UPLA - Vecinas de Playa Ancha se convirtieron en actrices en obra testimonal

UPLA – Vecinas de Playa Ancha se convirtieron en actrices en obra testimonal

La iniciativa fue apoyada por la Casa de Estudios a través de su Incubadora Universitaria de Procesos Cooperativos.

Una experiencia única fue la que vivieron  un grupo de vecinas del barrio de Costa Brava, ubicado en Playa Ancha, luego de que el pasado miércoles 28 de junio, se presentaran en la Sala de Arte Escénico de la Universidad de Playa Ancha (UPLA) con la obra “Cicatrices”, un montaje que tiene la particularidad de estar basado en sus propias experiencias como pobladoras de un sector vulnerable de Valparaíso.

Las carencias económicas, que viven a diario;  la insatisfacción con la instituciones públicas y la naturalización de la violencia al interior de los barrios, son algunos de los temas que se abordan en esta pieza teatral que a través del humor, intenta poner sobre la mesa, la visión de las  mujeres en torno a una realidad que no suele ser amable y con la cual, se debe luchar cotidianamente.

“Fue muy enriquecedor porque fue plasmar nuestras vivencias en un proyecto que teníamos muchas ganas de participar (…).Las mujeres, las dirigentas, estamos creadas para los desafíos que se nos plantean y este fue uno más de ellos”, dijo la presidenta de la Unidad Vecinal 38-B de Costa Brava, Marcela Daneri, quien fue parte del equipo que levantó esta iniciativa, financiada por la UPLA a través de su Incubadora Universitaria de Procesos Cooperativos.

Cabe destacar que,  la pieza teatral surge como producto final de un taller de teatro llevado a cabo en Costa Brava, por estudiantes de la citada Casa de Estudios, quienes  durante el segundo semestre de 2016, se encargaron de enseñarles diversas técnicas en manejo de la voz y expresión corporal a un grupo de 16 vecinas, quienes por supuesto, aportaron con sus relatos e historias al desarrollo de esta idea.

Jennifer Ortiz Ortiz fue una de ellas. La joven madre se refirió a este espacio como una oportunidad de crecimiento personal, algo que, dijo,  muchas veces se deja de lado por atender las necesidades propias de sus hogares y de la comunidad.

“Un momento para mí para salir de la rutina, para creer en uno misma, que a pesar de que uno pueda tener tres hijos, sí hay tiempo para uno, si uno se lo propone”, así fue como Ortiz calificó esta experiencia inédita en el cerro.

Fuente: Comunicaciones UPLA

Cerrrar