USM - Evento astroinformático bate récord mundial de asistencia en Chile

USM – Evento astroinformático bate récord mundial de asistencia en Chile

En el marco de la Conferencia Internacional de Astroinfromática, ADASS –que el Plantel co-organiza junto a ESO y ALMA–, alrededor de 400 científicos de cerca de 30 países se reúnen esta semana en el país, para actualizar todo tipo de tendencias ligadas al estudio de los datos astronómicos producidos en Chile y el mundo.

Tras 27 años de trayectoria, Chile es el primer país latinoamericano en ser sede de la Conferencia Internacional de Astroinfromática (ADASS, por su nombre en inglés: Internacional Astronomical Data Analysis Software & Systems)  que convocó esta vez a representantes de las ciencias de la computación, ingenierías y astronomía, para actualizar esta innovadora rama de la ciencia, conocida como astroinformática.

Y por primera vez en su historia, el evento –co-organizado por el European Southern Observatory (ESO), el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), y la Universidad Técnica Federico Santa María–, registró cerca de 400 asistentes, todos interesados en actualizarse también en machine learnig, data driven science, biblioteca de datos masivos, simulaciones cosmológicas, además de discutir acerca de equidad de género en ciencias, entre otros temas.

ADASS –que se desarrolla en Santiago hasta este jueves 26 de octubre–, se realiza en un destacado escenario para el país: en 2020, Chile concentrará el 70% de la infraestructura astronómica y sus observatorios ya superan los 300 terabytes en datos producidos por año, cifra que solo se incrementará en el tiempo y que prevé un enorme desafío para almacenar y procesar esta big data al servicio de la astronomía mundial y otras industrias digitales.

“Hay que estar preparado para desarrollar la tecnología del futuro. Hace 15 años la realidad virtual era una utopía en Chile y hoy ha impregnado todas las industrias. Del mismo modo, la astroinformática proyecta convertirse en una llave para las generaciones próximas, en la astronomía, las ciencias y las ingenierías asociadas”, afirmó al respecto Mauricio Solar, académico del Departamento de Informática de la USM, director del Observatorio Virtual Chileno (ChiVO) –liderado por la misma Casa de Estudios– y co-chair de ADASS.

Cielos admirados en el mundo

En ese sentido, Jorge Ibsen, director de computación e informática de ALMA y co-chair de ADASS, comentó que la presencia de todos los observatorios tanto nacionales como internacionales, denota la importancia que reviste este evento. “Nuestros cielos han sido por años admirados por los astrónomos y los datos e imágenes que hoy recogemos de ellos, tienen igual o mayor importancia para el desarrollo de distintas ciencias. Hoy hacemos historia con el éxito rotundo de esta conferencia”, subrayó.

Expertos internacionales destacaron el potencial de Chile en la formación de capital humano que se desempeña en la astroinformática y que además es exportado al mundo entero, compartiendo sus talentos con otros observatorios alrededor del mundo e industrias digitales. “El desafío está no solo en formar este capital en nuestro país, sino que también en generar una industria digital para la región que los retenga y aproveche sus capacidades para potenciar y proyectar nuestro desarrollo”, añadió Ibsen.

La Conferencia de Astroinfromática ADASS reúne 226 trabajos de investigadores de todo el mundo, revelando el protagonismo de los grandes volúmenes de datos en la generación de conocimiento universal en astronomía.

La astronomía se ha posicionado como un motor de innovación y transformación tecnológica y de una nueva revolución industrial, y Chile tiene las capacidades para liderar este nuevo reto. Hace diez años no había más de 20 astrónomos en el país, mientras que hoy la cifra alcanza los 200, tanto chilenos como extranjeros; y por cada uno de ellos, las investigaciones requieren de decenas de especialistas dedicados a la astroinformática, ciencias e ingenierías afines, para profundizar investigaciones, almacenar y procesar dichos datos.

Fuente: Comunicaciones USM

 

Cerrrar