UCM - Innovador programa apoya a sus estudiantes desde el primer día

UCM – Innovador programa apoya a sus estudiantes desde el primer día

 

Espacio de colaboración entre pares ha apoyado en su adaptación a la vida universitaria y aspectos académicos a más de 700 novatos en la Universidad Católica del Maule. 

Un total de 745 estudiantes de primer año han recibido acompañamiento durante este 2017 en la Universidad Católica del Maule (UCM), a través del Centro de Tutorías, innovador espacio organizado y sistematizado de colaboración en el aprendizaje entre pares.

En palabras de Alejandra Villarroel, jefa del Centro de Apoyo al Aprendizaje (CAP UCM), “no basta con asegurar el acceso a la educación superior de estudiantes destacados académicamente en contexto, es necesario que la institución realice acompañamiento integral a aquellos jóvenes que lo requieran, apoyando en la transición desde la educación media hacia la superior”.

De lo anterior da fe Yeison Morales, estudiante de Ingeniería Comercial de la UCM, quien hizo uso del cupo del Programa de Acompañamiento y Acceso Efectivo a la Educación Superior (PACE) en la Escuela Agrícola San José de Duao. De acuerdo a sus comentarios, el inicio fue difícil, porque “no partí tan bien, pero fui repuntando y pasé todos mis ramos. El equipo PACE UCM me ayudó bastante en matemáticas y asistí a las tutorías”.

Son los Tutores Disciplinarios quienes dan vida al trabajo de este centro. Fueron un grupo de 67 estudiantes en el primer semestre y 73 en el segundo, que cursan desde segundo hasta quinto o sexto año, disponible para todas las carreras de Talca y Curicó, y que apoyan a jóvenes novatos en la adaptación a la vida universitaria, como son plazos, beneficios, uso de biblioteca, aspectos académicos, refuerzo de contenidos, estrategias para la comprensión de lectura, colaboración en resolución de problemas, entre otros.

Sello UCM

Para el rector UCM, Dr. Diego Durán, “estamos transformando el sentido de la universidad. Un tutor tiene distintas significaciones, pero hay una destacable: él se coloca para que el árbol crezca derecho, en forma adecuada, por lo tanto, se transforma en un referente para aquel que está creciendo”.

Ahondando más sobre la idea, la autoridad universitaria señaló que los Tutores Disciplinarios “se vuelven corresponsables del desarrollo y de la formación de otro distinto a mí. En ese encuentro desde el deseo de querer ayudar a la formación, se topan con otro que tiene el mismo interés, por tanto, ambos se vuelven responsables de ese objetivo común”.

Cambio de Paradigma

“Como tutores estamos generando un cambio súper importante en el paradigma universitario, porque antes todo era mucha competencia, quién tenía el menor currículum o mejores notas, ahora, con el Centro de Apoyo al Aprendizaje, nos planteamos de otra manera, de apoyar en los conocimientos. Cuando trabajamos en equipo generamos otra forma de entender el conocimiento”, destacó Pamela Yáñez, tutora durante el primer semestre de la carrera de Pedagogía en Lengua Castellana y Comunicación.

Como desafío, la coordinadora del Centro de Tutorías, María de los Ángeles Opazo, sostuvo que “tenemos la necesidad de fortalecer el compromiso y hábitos de estudio en nuestros tutorados y ser capaces de transmitir que el desarrollo académico de cada persona depende en gran medida de su esfuerzo personal”, agregando que “eso nos da mayor fuerza para seguir adelante, realizando un trabajo consciente, comprometido y con fuerza de cambio positivo en los estudiantes de primer año”, recalcó.

Reorientación académica

Otro apoyo a sus estudiantes por parte de la UCM, es el proceso de Reorientación Académica que desde el 2008 coordina el área de Orientación Estudiantil de la Dirección General Estudiantil (DGE, cuyo objetivo es el de orientar, apoyar y escuchar a los estudiantes que tiene dificultades vocacionales para favorecer un cambio interno de carrera.

“Cualquier estudiante puede postular al proceso de reorientación, sólo se tiene que acercar a nosotros durante el mes de agosto para solicitar la ficha de postulación. Luego de esto, debe continuar en tres etapas durante el semestre”, comentó Karin Alvarado, directora General Estudiantil UCM.

La primera es la aplicación de tres test, vocacionales y de personalidad, luego viene la entrevista con el orientador, y la tercera etapa corresponde a una entrevista con el director (a) de escuela de la carrera a la que se quiere cambiar. Una vez cerrado el año académico se analizan las postulaciones y en conjunto con las direcciones se toma la decisión sobre quienes fueron seleccionados.

Finalmente, Francisco Cancino, coordinador de Orientación Estudiantil de la DGE UCM, agregó que “apoyamos a los estudiantes en este periodo de transición, sabemos que no todos se adaptan de la misma forma, por lo que hay apoyos académicos por parte de la escuela y un seguimiento por parte de orientación estudiantil a todos los estudiantes que son reorientados, siempre con el objetivo de favorecer sus aprendizajes y sus procesos de adaptación a la nueva carrera”, concluyó.

Fuente: Comunicaciones UCM

Cerrrar