UMAG - Aprueban proyecto para la construcción de Centro de Convenciones de Magallanes

UMAG – Aprueban proyecto para la construcción de Centro de Convenciones de Magallanes

En dos años y medio, se deberá levantar un edificio diseñado arquitectónicamente por profesionales de la dirección de Infraestructura de la Universidad de Magallanes, en la esquina del campus Punta Arenas que colinda con Zona Franca.

- Los consejeros aprobaron casi 8 mil millones de pesos por mayoría, para esta iniciativa que el rector Juan Oyarzo presentó al Gobierno Regional, con el fin de aportar un espacio para desarrollar turismo de convenciones.

- El Premio Nacional de Historia y ex Intendente, Mateo Martinic, estuvo presente y se mostró emocionado por lo que ha logrado el tiempo con la Universidad que él ayudó a fundar.

La tarde de este lunes 11 de diciembre de 2017 fue calificada por el rector de la Universidad de Magallanes como “algo histórico”, después de que los miembros del Consejo Regional sancionaran su petición de 7.923 millones 439 mil pesos para financiar la construcción de un Centro de Convenciones de Magallanes, con cargo a recursos FNDR, a partir de proceso presupuestario 2018, y con un plazo de ejecución de dos años y medio.

Se trata de una iniciativa nacida en el seno de la casa de estudios, con el fin de contar con un espacio más apropiado para recibir no sólo la gran cantidad de eventos artísticos, académicos, culturales y científicos que se realizan en esta zona, sino también otra cantidad similar de hitos que no se desarrollan en Magallanes por falta de un espacio apropiado para su desarrollo. La obra podrá albergar a 1.500 personas al mismo tiempo, y se emplazará en aquel espacio del campus Punta Arenas que está a un costado de Zona Franca, y da hacia avenida Bulnes.

Tras una consulta por la incorporación de criterios de sustentabilidad energética realizada por el consejero Marcelino Aguayo – que fue respondida afirmativamente por el director de Infraestructura de la UMAG, Dr. Boris Cvitanic – los consejeros procedieron a votar a mano alzada. Todos la levantaron, salvo Nicolás Gálvez, quien se inhabilitó por razones laborales, y Antonio Bradasic, por abstención.

Un proyecto importante para toda la región

“Nosotros por allá por el 2014, 2015, cuando estábamos trabajando el convenio con economía y el convenio con turismo, hablábamos del turismo de convenciones y la importancia que tenía para la región”, comentó el consejero Francisco Ross tras la votación. Según sus datos, “el turismo de convenciones potencia la innovación y la creatividad, promueve la divulgación del conocimiento, contribuye a la generación de nuevos destinos”. Ross agregó que por un peso que gasta un turista normal, un turista de convenciones gasta 6, lo que “además genera beneficios económicos a la región, reduciendo la estacionalidad (de este sector económico)”.

Los otros consejeros coincidieron en la importancia de este Centro de Convenciones. Alejandro Kusanovic afirmó que “todos los magallánicos que soñamos con desarrollar la región, no nos podemos negar a este proyecto de levantar y desarrollar más la universidad”, porque siempre ha pensado que “tiene que ser el alma, el espíritu de la región de Magallanes”. En tanto, la presidenta del CORE, Patricia Vargas, se declaró “agradecida del trabajo que hizo la universidad”, e informó que el proceso permitió que se pusieran de acuerdo en el plan de infraestructura de la universidad, “porque éste es uno de los tantos proyectos que debiera aprobar no sé si este consejo regional o el próximo (…) y en ese plano hemos visto varios proyectos que la universidad logró hoy día priorizar”, sentenció.

Otra de las coincidencias dice relación con la necesidad de estrechar lazos entre el GORE Magallanes y la Universidad. Al respecto, el presidente de la comisión de Infraestructura del CORE, Miguel Sierpe, pidió que el trabajo que antecedió la votación del centro, no quede “en un entusiasmo de verano que no se transforme en lo que debe ser: una conversación constante de la Universidad con el Gobierno Regional”. Tolentino Soto, en tanto, propuso “crear un sistema de trabajo que nos permita potenciarnos, mutuamente, en el sentido de que la inversión publica que es tarea de este gobierno regional, sea más eficiente”. El consejero Bradasic también intervino para explicar su abstención, lamentando que, “a la fecha, no tengamos a la vista proyectos para disponer de nuevas salas de clases, nuevos baños, bibliotecas, nuevas dependencias de alojamientos para alumnos que viven fuera de Punta Arenas”.

El consejero Aguayo también se sumó a las solicitudes, pidiendo que la institución educacional aumente los estándares de sustentabilidad del edificio “más allá de la norma”, y que colabore como unidad técnica de los municipios más pequeños, porque “ahí hay un tremendo nicho donde la universidad puede ayudar a descentralizar la inversión publica en la región”. Por último, el consejero Roberto Sahr sugirió “hacer un estudio respecto a lo que es gratuidad universitaria”, con el fin de “buscar todos los mecanismos legales para, junto con el Gobierno Regional, poder financiar ese 40% que queda fuera”, y así “podamos ser, quizás, la primera universidad de la nación en tener 100% gratuidad de los alumnos”.

 

UMAG

 

Emotivas reacciones de la UMAG

Al finalizar los comentarios de los consejeros, el rector Juan Oyarzo pidió la palabra para agradecer al gobierno regional y también nacional su apoyo. Recordó las palabras de la Presidenta Michelle Bachelet en el Teatro Municipal, donde la mandataria mencionó a la Universidad de Magallanes en la presentación del Plan Especial de Desarrollo de Zonas Extremas. “El intendente recogió esa idea, y ustedes también son partícipes de ese proyecto”, dijo el Dr. Oyarzo; “por eso, esto que están haciendo hoy día es algo histórico, muy histórico (…) Imagínense, por primera vez yo veo algo tan fuerte como Gobierno, que se haya instalado en nuestra universidad”. Al mismo tiempo, aseguró que los consejeros pueden contar con el apoyo institucional para los requerimientos planteados en el pleno.

El rector de la estatal acudió a la cita acompañado de sus vicerrectores, de los decanos de las 6 facultades, del equipo técnico a cargo de la elaboración del proyecto y del fundador del Instituto de la Patagonia, historiador Mateo Martinic, cuya presencia fue especialmente valorada por los consejeros. Luego de declararse “un poco abrumado y hasta emocionado”, el destacado magallánico aseguró que “nunca la universidad había sido tan comprendida en el seno del gobierno regional”. Y cerró afirmando: “Esto es lo que alguna vez soñamos; esto es lo que queremos para el futuro, la universidad Magallanes, la universidad consciencia de la región, la universidad motor de la región, la universidad compañera del gobierno regional para conducir mejor hacia ese futuro y el bienestar para todos los que aquí vivimos y los que vivirán mañana. Qué cosa más bonita. Es el fruto del tiempo, 50 años no pasan de balde, y aquí está la madurez en manos de ustedes. Muchas gracias”.

Fuente: Comunicaciones UMAG

 

 

Cerrrar