ULS - Investigadores forman parte de colaboración internacional ganadora del “Descubrimiento científico del 2017 en Física”

ULS – Investigadores forman parte de colaboración internacional ganadora del “Descubrimiento científico del 2017 en Física”

La primera observación multimensajera de ondas gravitacionales en la que participaron astrónomos de la Universidad de La Serena, fue nombrada por la prestigiosa revista “PhysicsWorld” como el descubrimiento del año. 

La historia registra el 17 de agosto de 2017, como la fecha en que el entendimiento del Universo cambiaría para siempre.

A las 12:41:06 UTC el telescopio espacial  FERMI, diseñado para detectar emisiones de alta energía provenientes del Universo profundo, lanzaba una inusual alarma. Había detectado una señal muy intensa observable desde el hemisferio sur del mundo. Seis minutos más tarde de la detección se encendían las alarmas en la tierra. Los observatorios de ondas gravitacionales LIGO en Estados Unidos y VIRGO en Italia detectaron una señal que según sus datos, sería causada por la colisión de dos estrellas de neutrones que procedía desde la misma región en el cielo donde el telescopio espacial FERMI había detectado la emisión de alta energía. Algo pasaba. 

A las 13:21 UTC los científicos encargados de los observatorios LIGO y VIRGO enviaron  un mensaje a sus colaboradores: se había detectado una nueva onda gravitacional y era altamente probable que la causara la colisión de dos estrellas de neutrones. Era la señal que se esperaba.

El resto es ya historia. La colaboración internacional LVC/EM trabajó en conjunto durante semanas para anunciar al mundo dos meses más tarde, que se había observado por primera vez al causante de una Onda Gravitacional.

Todo este trabajo fue reconocido recientemente por la prestigiosa revista “PhysicsWorld”, quien premió a la colaboración LVC/EM con el premio “Descubrimiento científico del año 2017”.  “El premio es tanto nuestro como de todos los integrantes de la colaboración”, expresó el investigador del Instituto Multidiciplinario en Ciencia y Tecnología de la Universidad de La Serena, Dr. José Luis Nilo Castellón, quien puntualizó que “la ULS es miembro de LVC/EM al integrar la colaboración TOROS, con la cual firmamos un acuerdo de entendimiento. Somos parte de TOROS gracias al acceso preferencial que tenemos como Universidad a los Telescopios T-80, ubicado en Cerro Tololo, y  FALCON, ubicado en Cerro Mamalluca”.

El astrónomo es uno de los investigadores principales en Chile de la colaboración TOROS, quien junto a los académicos del Departamento de Física y Astronomía del plantel estatal, Dres. Amelia Ramírez, Héctor Cuevas y Sergio Torres, estuvieron trabajando en silencio durante dos meses debido a una de las cláusulas de confidencialidad firmadas con LVC/EM al integrarse a la colaboración.

“Fueron dos meses muy exigentes, muy complejos. No se podía fallar en nada y no podíamos decir nada debido a las rigurosas clausulas existentes en el acuerdo de entendimiento que firmamos con TOROS”, comentó el Dr. Nilo Castellón, quien agregó que “el último año habíamos estado trabajando constantemente en mecanismos de análisis, simulaciones, protocolos de seguridad y comunicación interna, transferencia de datos, reuniones semanales de coordinación y un larguísimo etc. Poca gente sabe pero hubo falsas alarmas antes de esta señal, otras tantas alarmas que fueron ensayos sorpresa. Todo un trabajo que buscaba desarrollar técnicas de reacción con la idea de proceder eficientemente ante la eventual detección de una nueva onda gravitacional por parte de LVC”. 

“El trabajo colaborativo fue fundamental”, afirmó el profesional, quien es claro en señalar que “es un cambio absoluto en el paradigma de la investigación científica. En nuestro caso se conjugó la visión estratégica de Amelia Ramírez y Héctor Cuevas al lograr traer a Chile el Telescopio FALCON, la estrategia grupal de trabajo que tiene Sergio Torres, ya que gracias solo su gestión nos fue posible tener acceso al telescopio T80 como socio estratégico en Chile, y el apoyo de las Dirección de Investigación y Desarrollo, y la Vicerrectoría de Investigación y Postgrado, que apostaron por este proyecto. Sin estas piezas claves, que se la jugaron al 100%, estaríamos viendo esta noticia desde la galería. Pero no. Ahora nos toca ser también parte de la historia y desde nuestra Universidad”, aclaró el investigador.

Más detalles de la publicación en: http://physicsworld.com/cws/article/news/2017/dec/11/first-multimessenger-observation-of-a-neutron-star-merger-is-i-physics-world-i-2017-breakthrough-of-the-year

Fuente: Comunicaciones ULS

Cerrrar