Entrevista rector Patricio Sanhueza: "En el modelo de desarrollo chileno, el mercado también es centralista"

Entrevista rector Patricio Sanhueza: “En el modelo de desarrollo chileno, el mercado también es centralista”

El académico cuestiona la opción de sumar más planteles a la gratuidad 2016: “Hay que cumplir criterios mínimos”

Patricio Sanhueza, rector de la Universidad de Playa Ancha y presidente de la Agrupación de Universidades Regionales, destaca que sus 20 instituciones concentran el 66% de los estudiantes del Cruch, y que hoy aportan el 47% de investigación científica y tecnológica del país. En ese contexto, analiza los pros y contras de la política de gratuidad que comenzará a regir el próximo año.

¿Se evalúa que este beneficio se amplíe a más instituciones, aunque esto signifique rebajar la cobertura del 60 a un 40% de los alumnos más vulnerables del sistema?

No estoy de acuerdo con que se modifique el 60% de gratuidad. Una vez que se cumpla con esto, se puede pensar en sumar más instituciones. Nadie está negando, ni está en contra de que una persona vulnerable tenga apoyos estatales en el lugar donde estudia, pero obviamente que el Estado y la plata de todos los chilenos tienen que resguardarse en instituciones que cumplan con criterios aceptables y mínimos.

Usted defiende la postura de entregar gratuidad sólo a universidades del Cruch...

La regulación hoy se produce en las universidades estatales, en primer lugar, y en las del Cruch. El resto del sistema no lo tiene. Los criterios tienen que asegurar, en primer lugar, calidad; en segundo lugar, organización; en tercer lugar, conocer cuáles son sus principios, sus valores; etc.

¿Qué le agregaría a esta política?

No ha existido nunca una política pública que haga distinciones entre universidades que están en Santiago y las que prestan un inmenso servicio en regiones. Toda política pública que no hace distinción territorial cae en una contradicción, porque en el modelo de desarrollo chileno el mercado es también centralista.

¿Qué ventajas siente que deben tener frente a una política de gratuidad?

Para un país tan desigual, la política tiene que ser diferenciada. Tiene que considerar temas como los grados de aislamiento de una región, su población, la vulnerabilidad de los estudiantes, revisar los instrumentos de acceso, pero también el premiar el hecho de que una persona se quede en su región.

¿Lo menciona por las diferencias que hay en la fijación de aranceles?

No es lo mismo una carrera en Santiago, que tiene siete millones de personas que postulan a ella, a estar en Magallanes. Si uno compara aranceles entre las universidades de Santiago y las de regiones, uno se da cuenta de que son bastante más bajos, pero además hay que considerar que la gente gana mucho menos en las regiones.

¿Cómo se puede evitar caer en una política centralista?

Hay que pensar que una universidad regional está posicionada en los problemas de sus territorios. La política pública de la región se debe ampliar más con la universidad y su masa crítica. Considerar que Chile necesita investigación científica diversificada por territorio. Es necesario hablar de compensaciones regionales, impulsarlas más en su propio desarrollo y en el aporte que están haciendo a las regiones del país. Estas son las miradas que hay que tener.

Fuente: La Tercera

 

Cerrrar