Rectores alertan que tardía definición de gratuidad genera "incertidumbre" en sus proyectos

Rectores alertan que tardía definición de gratuidad genera “incertidumbre” en sus proyectos

Rectores Aldo Valle, Diego Durán, Patricio Sanhueza y Luis Loyola, advierten que, al desconocer cuánto aumentará el arancel de referencia, no saben si podrán cubrir los costos ni pueden programar sus presupuestos. 

En marzo, la U. Católica del Maule inició la apertura de las carreras de Ingeniería Industrial e Ingeniería Civil. Pero hoy, no saben qué ocurrirá con esos procesos, pues el Gobierno pidió a los planteles no abrir más cupos, ni saben con cuántos recursos contarán para el funcionamiento de estos programas, pues no se sabe cuál será el aumento real de platas que trae la reforma.

Así lo explica el rector del plantel, Diego Durán, quien advierte que la tardía definición sobre los criterios de la política -cuántos alumnos serán beneficiados y cuál será el arancel de referencia- los ha dejado "en una situación de gran incertidumbre, porque mi institución tiene un proyecto de desarrollo, y en medio de la gratuidad tenemos que ver si tenemos el respaldo del Gobierno".

Agrupación de Universidades RegionalesAñade que no saben "a ciencia cierta si podremos financiar las cosas de 2016", pues "planificar el próximo año presupuestariamente hoy no se puede. No están los elementos para proyectar los ingresos, y el 84% de nuestras platas vienen del Estado".

Las dudas se repiten en otros planteles del Consejo de Rectores (CRUCh). Aldo Valle, vicepresidente ejecutivo de la organización y rector de la U. de Valparaíso, critica que el cambio a los criterios de la gratuidad fue "inoportuno, porque generó incertidumbre e inseguridad sobre los presupuestos de las universidades para 2016".

Lo mismo opina Patricio Sanhueza, rector de la U. de Playa Ancha y representante de las instituciones regionales del Estado, quien advierte que "estamos atrasados, nos queda poco tiempo para que la Ley de Presupuestos sea presentada en el Congreso (a fines de septiembre) y todavía hay varias interrogantes", como si la política incluirá el pago de matrículas.

El apremio es todavía mayor, considerando que el 24 de septiembre se debe informar la oferta definitiva de carreras y vacantes para el proceso de admisión del próximo año.

"Si no tenemos certezas sobre el monto que recibirán las universidades en 2016, tendremos que postergar algunos proyectos hasta una fecha posterior a la aprobación del presupuesto", dice Sanhueza.

Dudas sobre el arancel

Los rectores dicen que una de las principales dudas que tienen es cuánto variará el arancel de referencia para el próximo año, el que según ellos debería aumentar considerablemente en el contexto de la reforma, más aun luego de haber reducido de 60% a 50% la cantidad de alumnos beneficiados por la gratuidad.

"Esos elementos son fundamentales para calcular el gasto de operación de la universidad y hoy no lo podemos saber, porque no sabemos cuánto recibiremos del Estado. No podemos proyectar el presupuesto ni responder a las peticiones estudiantiles de congelar los aranceles", sostiene Luis Loyola, rector de la U. de Antofagasta y vicepresidente del Consorcio de Universidades del Estado.

El académico añade que la incertidumbre es aún mayor en torno a la petición de abrir cupos nuevos en los planteles. "El año pasado creamos las carreras de Fonoaudiología y Artes Escénicas. Ahora estas tendrán un segundo año y tendrán que aumentar necesariamente sus matrículas... esos proyectos no se van a detener", explica.

Otra duda de los rectores es cuánto aumentará el convenio marco para las 16 universidades del Estado, el que fue aprobado en la Ley de Presupuestos para este año y que entregaba $34 mil millones para investigación, innovación y vinculación con el medio, pero que fue asignado recién en junio.

Planteles privados

Los planteles privados fuera del CRUCh que podrían recibir gratuidad el próximo año también alertan sobre la inseguridad que existe por saber con cuántos recursos contarán.

El rector de la U. Alberto Hurtado, Fernando Montes, dice que aún "no tenemos ningún aviso oficial de si seremos incluidos en la gratuidad", y que en caso de ser beneficiados, "necesitamos saber cuáles van a ser los aranceles de referencia y si el Mineduc va a tener en cuenta el costo real de las instituciones".

Agrega que ellos cumplen con los requisitos que exige el Gobierno, y que por lo mismo están "inquietos y a la espera" de tener más detalles sobre cuál será la cobertura de los aranceles.

Fuente: El Mercurio. Revisar noticia AQUÍ

Cerrrar